19 mayo 2009

¡Ni en mi nombre, ni con mi pasta!


Qué me paguen cuatro bicis con mis dos mil eurossssssss!!!:

Una para el campo, otra para ciudad, otra para entrenar en carretera, y otra para hacer el cabra.

Hartita estoy de que mis impuestos sufraguen el uso consumista e individualista del coche; y las guerras y la contaminación que provoca.




http://www.publico.es/espana/226285/bici

2 comentarios:

VeganBolloBiker dijo...

Ole, ole y ole!!!Ni con mi nombre, ni con mi pasta tampoco!!!
Mi bicicleta no contamina, no suelta humos ni me pone de humos, es silenciosa,y mejora mi salud y mi buen humor!!!
Ya está bien de que mi pasta sirva para subvenciones a los motorizados contaminantes, intolerantes y abusones que pululan por las calles sin respeto a los demas.

Ciclobollomaster dijo...

Así se habla, Vegan.

Publicar un comentario en la entrada

Y tú, ¿¿¿qué opinas???

Ciclobollos en Facebook

Archivo del blog